Estás aquí:

InicioJornadas Argia Fundazioa23 de Octubre: VI Jornada de Intercambio y Sensibilización: LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD FRENTE A LOS LÍMITES EN PROTECCIÓN JURIDICA

Asistimos a una evolución en los paradigmas de comprensión de las personas con Trastorno Mental Grave y a un énfasis sin precedentes en sus posibilidades de recuperación. La importancia de una visión optimista respecto a las posibilidades de vuelta a la normalidad de estas personas, y la necesidad de devolver a los usuarios sus derechos y responsabilidades en la toma de decisiones en todos aquellos aspectos que les afectan, es asumida por los profesionales de la salud mental como una parte muy importante de su trabajo.

23 de Octubre: VI Jornada de Intercambio y Sensibilización: LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD FRENTE A LOS LÍMITES EN PROTECCIÓN JURIDICA

En este marco, resulta paradójico que la implantación de tal paradigma sea simultánea con prácticas profesionales e institucionales en sentido contrario. Así, una característica de la mayoría de los contextos y momentos del proceso terapéutico de ayuda a las personas con Trastorno Mental Grave es la relación que se establece entre el riesgo y el peligro.
En el proceso terapéutico no se acostumbra a hacer una distinción respecto a qué es una situación de riesgo y qué es una situación de peligro, de tal forma que: toda acción que comporta un riesgo será interpretada como peligro debido a las características que definen a la enfermedad mental, principalmente la ausencia de consciencia de enfermedad y la falta de criterio de realidad. Por lo tanto, la toma de decisiones de las personas usuarias se verá siempre interrogada o mediatizada por la mirada terapéutica. Es decir: en el proceso terapéutico se tiende más a negar una decisión de la persona usuaria por peligrosa que a negociar o hacer visibles los riesgos que comporta la decisión.
La gestión de riesgos supone establecer una línea de responsabilidad entre la persona que decide y las consecuencias de sus decisiones, lo cual implica realizar un esfuerzo para conocer en qué consisten estas consecuencias. La interpretación de la situación como “peligro” conduce a desresponsabilizar a la persona de sus decisiones, ya que las consecuencias van más allá de su capacidad de decisión.

En un punto extremo, asistimos a la paradoja del fortalecimiento del discurso de la “Recuperación” simultáneo al incremento de procedimientos de incapacitación de personas con Trastorno Mental Grave, que restringen de forma drástica su capacidad de elección y actuación y las convierten en personas sin responsabilidad ante la ley.
Se produce así una divergencia preocupante entre los discursos, siempre partidarios de esta filosofía de la recuperación, y las prácticas que promueven la incapacitación civil de estas personas.

Por lo tanto nuestra VI Jornada de Intercambio y Sensibilización que celebraremos el 23 deoctubre versará sobre LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD FRENTE A LOS LÍMITES EN PROTECCIÓN JURIDICA.

Carmen Ferrer, Alba Zorrilla, María Pilar Delgado, Lucas Santiago, Raquel Alonso. Incapacitación civil y recuperación:
¿Trabajando en la contradicción?. Norte de salud mental, 2014, vol. XII, nº 50: 21-34.Albert Ferrer. Proyecto ADEMM: Concienciación y empoderamiento de los usuarios. Divulgación de sus opiniones. 2009