Estás aquí:

DE PISO A VIVIENDA, DE TUTELA A APOYO

 1990, las portadas internacionales estaban copadas por la caída del Muro de Berlín y con ello el fin de la Guerra Fría, la invasión de Irak en Kuwait y la liberación de Nelson Mandela. En lo que respecta a nivel nacional, la incorporación de las cadenas privadas de televisión estaban en apogeo, los ciclos políticos estaban de cambio y una sequía severa en el Pais Vasco, suponían cortes de agua importantes en la población.

Año 1990, los padres trinitarios de Algorta, apuestan y se implican, junto con las instituciones, ante la necesidad de atender y dar oportunidades a un colectivo olvidado, las personas con enfermedad mental. Entre las nuevas alternativas, se abre la puerta del primer PISO TUTELADO de Argia Fundazioa en la calle Iparaguirre, de Bilbao, con 4 personas con un largo recorrido de institucionalización.

PISO TUTELADO ha sido un término presente durante los últimos 31 años. Termino que hemos modificado por el de VIVIENDA CON APOYO.

Creemos que las palabras son reflejo y describen, no solo un ser, sino también, un sentir. Un sentir de todas las que formamos este recurso, personas usuarias, entorno afectivo y profesionales, que ha ido siendo modelado con el paso de estos años. El departamento de Acción Social de Diputación, apuesta por una adecuación de la terminología a los servicios de atención, situación en la que como organización, es nuestra responsabilidad sumarnos.

Todos los agentes anteriormente identificados, creemos y defendemos la VIVIENDA como un DERECHO. La VIVIENDA, como base esencial y prioritaria que posibilita un proyecto de vida. Un refugio vivo, en el que compartir alegrías y miedos, expectativas y dificultades. Toda persona que habita una VIVIENDA, suma. Suma y mejora, porque con- VIVE.

Nuestro recurso y nuestra metodología de trabajo NO tutela. Acompaña y apoya para posibilitar que nuestras personas desarrollen capacidades que permitan llevar a cabo sus expectativas y deseos.

Cuando hablamos de PISO, la localización del mismo, no es importante. En nuestras VIVIENDAS, son una prioridad, donde facilitamos tanto la con-vivencia como la interacción con el resto de la Comunidad. Porque nuestras personas, suman también en la comunidad, en el barrio, en el entorno.

En muchas ocasiones, los cambios son necesarios. Éste último también. Cambiamos nuestro término. Término que se adapta mejor a nuestra MISIÓN, a nuestra metodología de trabajo y a la esencia propia del recurso.

Desde el mes de Junio, las profesionales del recurso de manera participada y junto con nuestras personas usuarias, estamos reflexionando sobre lo que nos hace sentir este cambio.

Las reflexiones nos invita a todas a sumarnos y a dar pasos en nuestro recurso y en el acompañamiento del mismo.

Durante el mes de Septiembre, desplegaremos el cambio en el resto de recursos y a nuestros aliados.

  • “ Me gusta el término de vivienda, no obstante siempre he sentido que el piso era mi hogar”.
  • “ Me gusta el cambio, yo no estoy y no quiero estar tutelado”
  • “ El cambio permite una mayor identificación con nuestra metodología de trabajo, en la que la persona es el centro del mismo”
  • “ La VIVIENDA es un derecho”
  • “ Es parecido pero apoyo es cuidado y abrigo”

Galería de imágenes

Seguir el enlace de cada imagen para ver a tamaño completo o descargar en ventana nueva.

Descargas

Seguir el enlace de cada archivo para ver o descargar en ventana nueva.

Contactar

  • 94 460 70 12
  • contacta@fundacionargia.org
  • C/ Trinidad, nº 11
    48993 Algorta - Getxo
    Bizkaia